Chacín trabaja para regresar bien por los Rockies

DENVER - Para el derecho Jhoulys Chacín, lo que aconteció el 26 de noviembre representó más que el solo hecho de haber lanzado dos entradas contra bateadores de ligas menores en el complejo deportivo de los Rockies en la República Dominicana. Fue más bien el primer paso hacia tratar de borrar de su mente una campaña del 2014 en la que apenas pudo hacer 11 presentaciones debido a una lesión en el hombro de lanzar.

"Una temporada no cambiará lo que soy", dijo Chacín. "La gente que piensa que ya no seré el mismo de antes, pues quiero demostrarles que están equivocados. Todavía me quedan muchos años para lanzar. Quiero regresar y demostrar lo bueno que puedo ser en el montículo".

Tras un sólido 2013 (10-7, efectividad de 3.45 en 31 aperturas), los problemas en el hombro volvieron a aparecer antes de que el diestro pudiera hacer su primera sesión del bullpen en los entrenamientos primaverales. Chacín tuvo marca de 1-7 y efectividad de 5.40 entre mayo y junio antes de quedar fuera de acción. Las únicas buenas noticias llegaron cuando los médicos llegaron a la conclusión de que no era necesaria una cirugía en el hombro.

Si tomamos en cuenta su talento y producción cuando está sano, Chacín debería ser un punto luminoso en la mermada rotación de Colorado. Pero debido a las lesiones en dos de los últimos tres años -un problema con un nervio en el pecho en el 2011 y los problemas con su hombro el año pasado -- Chacín sigue siendo una interrogante en una rotación llena de dudas. A sus 27 años de edad, Chacín tiene toda la motivación para establecerse de una vez por todas como la clase de lanzador que quiere ser, y el equipo depende de él para tener éxito.

Chacín se dirige hacia su último año de elegibilidad para el arbitraje salarial, lo que significa que su desempeño en el 2015 será clave para tratar de ganarse un contrato multianual cuando se convierta en agente libre.

En el 2013, el venezolano finalizó en la 5ta posición de la Liga Nacional en WAR (victorias por encima del reemplazo) para pitchers, con 5.8; en el 2011 terminó en el 9no sitio, con 3.7, a pesar de un récord de 11-14, de acuerdo con Baseball-Reference.com. Esos promedios WAR fueron los más altos para cualquier serpentinero de los Rockies desde que el dominicano Ubaldo Jiménez tuvo 7.5 en el 2010.

Esas sólidas campañas nos indican que Chacín es capaz de unirse al zurdo mexicano Jorge de la Rosa como líderes de la rotación sin importar a quién adquieran los Rockies mediante un canje o la agencia libre. Los pitchers que han sido capaces de dominar ofensivas en un estadio considerado un paraíso para los bateadores como lo es el Coors Field sirven como ejemplo para lanzadores más jóvenes y les demuestra que es posible obtener el éxito con el uniforme de los Rockies.

Pero para ser lo que los Rockies necesitan, Chacín debe demostrar que ha aprendido a cuidar su cuerpo y su brazo.

En el 2013, Chacín no vio acción en la pelota invernal de Venezuela, pero cuando viajó a la República Dominicana en febrero del 2014 para lanzar en las instalaciones deportivas del club, el derecho experimentó rigidez en su hombro de lanzar, un problema que se agravó cuando se reportó a los entrenamientos primaverales.

Chacín cree que esos problemas se derivaron de un régimen de ejercicios que no le permitió fortalecer los pequeños músculos en el hombro.

Las dificultades para encontrar el régimen de ejercicios adecuado han sido un punto negativo en su carrera. La lesión que Chacín sufrió en el pecho en el 2012 fue producto de haber trabajado en exceso los músculos superiores del cuerpo. El venezolano se perdió tres aperturas en aquella sólida campaña del 2013 (y aun así impuso una marca personal con 197 1/3 innings lanzados), lo cual llevó a ajustar de nuevo su régimen de ejercicios. Pero la falta de un programa adecuado de fortalecimiento de su hombro contribuyó a que volviera a lesionarse en el 2014, que por poco lo obliga a operarse y someterse a una larga rehabilitación.

"Me dijeron que si seguía al pie de la letra el plan que me habían recomendado para fortalecer mis pequeños músculos y mantener mi brazo y hombros en forma todo el año, tendría una buena oportunidad de que el problema ya no regresara", explicó Chacín. "He venido trabajando duro, haciendo lo que me pidieron, y puedo sentir la diferencia.

"En el juego de interescuadras [la semana pasada], lancé muy bien. Utilicé mi recta, curva, slider, cambio de velocidad -- todo. Yo diría que mi brazo esta a un 85% ahora mismo. Sólo necesito ver acción en los juegos para llegar al 100%".

Los Rockies no quieren que esa acción ocurra hasta que su temporada comience. Poco después de que Chacín sufriera la lesión en el hombro, una teoría fue que fue causada por no haber lanzado en la liga invernal en Venezuela. Pero con Chacín todavía recuperándose, y dado el hecho de que reside cerca de Phoenix, los Rockies le han pedido que pase el invierno entrenando en el complejo primaveral del equipo en Scottsdale, Arizona.

"Hemos creado un plan para él, y es un proceso que involucra mucha colaboración", indicó el gerente general de Colorado, Jeff Bridich. "El plan es ponerlo a entrenar y lanzar sesiones del bullpen en Arizona con los jugadores que tenemos ahí. Eso tiene sentido. Estamos hablando de un momento bien importante en su carrera".

El manager Walt Weiss está emocionado con el entusiasmo que Chacín ha mostrado para tratar de restablecer su lugar como uno de los mejores lanzadores en la Liga Nacional.

"Jhoulys ha venido trabajando duro, y quiere regresar a su forma anterior tras un año bien difícil físicamente hablando", expresó Weiss. "Algo que el muchacho siempre muestra es competitividad y garra - eso mismo hizo el año pasado cuando lanzó con molestias. Pero a cualquier atleta le ayuda tener ese nivel de desesperación".

Chacín quiere convertir un decepcionante 2014 en buena producción para el 2015.

"El año pasado fue bastante frustrante", reconoció el diestro. "Fueron momentos difíciles, pero todo el esfuerzo que estoy dedicando ahora me va a ayudar. Me gustan los retos".