Canje con Oakland demuestra que Toronto va en serio

Nunca se sabe si un jugador está disponible hasta que se averigüe. Eso fue justo lo que hizo el gerente general Alex Anthopoulos en sus conversaciones con Oakland y vean ahora a los Azulejos. Acaban de adquirir a uno de los mejores antesalistas de Grandes Ligas, Josh Donaldson, para un lineup reforzado que debe infundir temor en el Este de la Liga Americana.

Tras terminar con marca de 83-79 en el 2014, los Azulejos han agregado a Donaldson, al receptor Russell Martin y al segunda base Devon Travis, conocido por su habilidad para embasarse, a una alineación que ya cuenta con los cañoneros dominicanos José Bautista y Edwin Encarnación.

Es obvio que Toronto no ha terminado de hacer movimientos. El club se ha mantenido en contacto con el as Jon Lester y podría renovar con el quisqueyano Melky Cabrera, quien le brindaría balance a un lineup que cuenta mayormente con bates derechos.

Al acordar enviar a Brett Lawrie y los prospectos Sean Nolin, Kendall Graveman y el venezolano Franklin Barreto a Oakland, los Azulejos adquirieron a un tercera base de 28 años de edad que en los últimos dos años ha terminado entre los ocho candidatos con más votos para el Jugador Más Valioso del Joven Circuito.

Dado que su desarrollo fue lento mientras hacía la transición de la receptoría a la esquina caliente, los Azulejos tienen a Donaldson bajo contrato por cuatro años. Así es como un equipo se pone a la par de sus competidores en una división que cuenta con los antesalistas Manny Machado, Evan Longoria y el venezolano Pablo Sandoval, quien firmó por cinco años y US$95 millones con los Medias Rojas.

Donaldson es el tipo de jugador que todo manager codicia - un defensor sólido y un bateador prolífico. Es capaz de sacar la bola del parque pero, al igual que Martin, tiene éxito con el madero porque rara vez desperdicia un turno al bate.

De por vida, Donaldson tiene un porcentaje de embasarse de .347 y un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .805. Dichos números, especialmente el OPS, deben mejorar en el 2015 ahora que Donaldson se ha trasladado al Rogers Centre, un estadio que, a diferencia del Coliseo de Oakland, favorece a los bateadores.

Toronto supuso que el Rogers Centre sería una sede ideal para Lawrie cuando el club lo adquirió desde Milwaukee, pero debido a las lesiones, el antesalista ha promediado apenas 101 juegos en las últimas tres temporadas. De por vida, batea .265 con porcentaje de embasarse de .323 y slugging de .426. Son números respetables, pero los Cerveceros esperaban más cuando lo seleccionaron en la primera ronda del draft amateur del 2008.

Donaldson vio una disminución en su poder en la segunda mitad de la temporada del 2014, en la cual los Atléticos pasaron de ser uno de los mejores equipos en Grandes Ligas a uno que apenas clasificó para los playoffs mediante uno de los Comodines.

Donaldson bateó .238 en la primera mitad, pero fue seleccionado para el Juego de Estrellas al sonar 20 jonrones y empujar 65 carreras. Su promedio aumentó en la segunda mitad, pero conectó apenas nueve vuelacercas después del receso.

Para conseguir a un jugador como Donaldson, es preciso dar algo a cambio. Aunque Lawrie ha decepcionado, tiene apenas 24 años de edad. Y Toronto se desprendió de prospectos prometedores en el cambio, ya que Barreto tiene el potencial para convertirse en un bateador de la índole de los dominicanos Robinson Canó o Miguel Tejada. Luce ser un jugador capaz de marcar una diferencia, aun si no continúa como campocorto.

Pero no cabe duda de que dicho movimiento representa un gran triunfo para los Azulejos y es un llamado de atención para el resto de los equipos del Este de la Americana - si es que lo necesitaban.

En los últimos dos años, los Piratas y los Reales le han puesto fin a largas rachas sin playoffs, dejando a Toronto como el club que más tiempo ha estado fuera de la fiesta de Octubre. Los Azulejos no viven la emoción de una postemporada desde que ganaron dos Series Mundiales consecutivas en 1992 y 1993.

No hay duda de que los Azulejos pretenden ponerle fin a dicha sequía en el 2015. Quizás sean el club que le haga una oferte irresistible a Lester, Max Scherzer o James Shields. También se beneficiarían de un relevista con experiencia como cerrador, ya que Casey Janssen es agente libre.

Nada que Toronto haga a partir de este momento nos debe sorprender. Los Azulejos acaban de agregar a Donaldson sin tener que desprenderse de uno de sus pitchers jóvenes - Marcus Stroman, Aaron Sánchez y Daniel Norris.

Está claro que van en serio.