Lester podría verse atraído por lanzar en la Nacional

Greg Maddux se convirtió en agente libre en cinco ocasiones, la primera cuando tenía 26 años, la última a la edad de 40. El derecho utilizó esa palanca para cambiar de equipo en tres ocasiones, pero nunca cambió de liga.

Los Yankees y otros equipos de la Liga Americana trataron de convencer a Maddux de abandonar la Liga Nacional pero nunca tuvieron éxito. Maddux sabía bien por qué lo hacía.

"¿Tengo cara de idiota?", exclamó Maddux ya al final de su carrera.

Los pitchers veteranos suelen inclinarse por la Liga Nacional, el último refugio para la regla del bateador designado. Los promedios de efectividad son menores, y parece que los pitchers son más longevos.

Vale la pena considerar todo eso, ya que los tres lanzadores agentes libres más importantes ahora mismo han trabajado el 95% de sus 4,745 2/3 innings en la Liga Americana.

Max Scherzer comenzó su carrea en Arizona antes de ser canjeado a Detroit. Pero Jon Lester y James Shields no saben lo que es lanzar en la Liga Nacional ya que fueron seleccionados en el draft por equipos del Joven Circuito y nunca han dejado la liga.

Si la historia es una muestra, al menos dos de los tres serpentineros terminarán firmando con un club de la Liga Nacional. Eso es lo que los pitchers hacen.

Tomen esto en cuenta: Ha habido 13 lanzadores con contratos valuados en al menos US$100 millones; nueve de ellos fueron firmados con un equipo del Viejo Circuito.

Si eliminamos las extensiones de contrato que firmaron Clayton Kershaw, Justin Verlander, el venezolano Félix Hernández, Cole Hamels y Matt Cain con sus respectivos clubes, tenemos a ocho lanzadores agentes libres que fueron recompensados con contratos de nueve dígitos. Seis de esos ocho optaron por firmar con un equipo de la Liga Nacional, incluyendo cinco que emigraron al Viejo Circuito después de pasar la mayor parte de sus carreras enfrentando a los bateadores designados, siendo éstos Kevin Brown, Cliff Lee, Barry Zito, el venezolano Johan Santana y Zack Greinke.

Por supuesto, la agencia libre no es la misma regla para todos. Los peloteros se ven motivados por diferentes factores. Pero la tendencia es que los equipos de la Liga Americana compiten con los de la Nacional por pitcheo de talento.

Es bueno tener eso en mente mientras los Medias Rojas luchan por tratar de que el zurdo Jon Lester regrese a Boston apenas cinco meses después haberlo enviado a Oakland. Por lo menos otros cinco equipos se han reunido con los agentes de Lester, Seth y Sam Levinson, incluyendo cuatro de la Liga Nacional.

Sería ilógico pensar que Lester no haya hablado con su ex compañero Jake Peavy acerca de las ventajas de lanzar en el Viejo Circuito. El zurdo seguramente se percató de cómo el veterano de 33 años pasó de tener marca de 1-9 y efectividad de 4.72 por los Medias Rojas a un récord de 6-4 y PCLA de 2.17 por los Gigantes en la recta final de la pasada campaña. Eso sacó a relucir la tendencia en su carrera, ya que el promedio de efectividad de Peavy es nueve décimas de carrera más bajo en la L.N. que en la L.A.

Dado que se espera que el próximo contrato de Lester sea de por lo menos seis temporadas, con un valor que podría superar los US$150 millones, usted se preguntaría si el zurdo se vería influenciado por la oportunidad de enfrentar a alineaciones de la Liga Nacional que el año pasado produjeron un promedio de embasarse más slugging de .694 con un OPS+ de 94 en contra de un .706/99 por lineups de la Liga Americana. Eso no parece ser una gran diferencia, pero los pitchers saben que muchas veces su éxito depende tanto del rival que están enfrentando como de la manera en que estén lanzando.