Azulejos y otros afectados por las firmas de Boston

TORONTO - Los Azulejos dieron el primer zarpazo del invierno al fichar al receptor Russell Martin por cinco años, pero los Medias Rojas no demoraron en responder con un par de movimientos de impacto.

Así es la vida en el Este de la Liga Americana.

Boston firmó al dominicano Hanley Ramírez y al venezolano Pablo Sandoval, sacando así del mercado de agentes libres a quienes quizás eran los dos mejores jugadores de posición disponibles. Dichas contrataciones transforman por completo los pronósticos para la división más competitiva de Grandes Ligas.

Los Medias Rojas quizás no hayan terminado de hacer movimientos. Agregar a Sandoval y a Ramírez les da profundidad y les despeja el camino para adquirir pitcheo abridor en el mercado de cambios. No hay garantías, pero sin duda alguna los Patirrojos están en mejor posición ahora que hace un mes.

A continuación le damos un vistazo a cómo los Azulejos podrían verse afectados por los movimientos de Boston:

Sandoval fuera del mercado: Los Azulejos demostraron algo de interés por Sandoval, pero no se esperaba que las partes llegaran un acuerdo. Quedó bien claro que el objetivo principal del club era Martin. En ese sentido, las contrataciones de Sandoval y Ramírez no afectan directamente a los Azulejos. El gerente general Alex Anthopoulos se reunió con los representantes de Sandoval, pero al parecer el interés de Toronto en el venezolano se exageró en los medios. No obstante, los Azulejos aún necesitan conseguir un antesalista o un intermedista.

Yankees obligados a tomar acción: Nueva York ha insistido en que no caerá en la tentación de ir tras uno de los "peces gordos" en el mercado de agentes libres. Está por verse si la llegada de dos jugadores de impacto a su archirrival cambiará dicho plan. Reaccionar ante los movimientos de otros equipos no siempre es buena idea, pero cuando se trata de estas dos ciudades, nada lo puede descartar.

Si los Yankees se sienten obligados a hacer un movimiento de peso, el panorama cambiaría por completo. A los Bombarderos les vendría bien un refuerzo para la rotación. Con Max Scherzer, Jon Lester y James Shields disponibles en el mercado de agentes libres, lo único que les impediría conseguir a uno de ellos sería el factor económico. En resumidas cuentas, si los Yankees deciden abrir su chequera, a Toronto se le complican aun más las cosas.

Los Rays podrían seguir "vendiendo": Entre más competitivo se vuelva el Este de la Americana, más probable sea que los Rays decidan reconstruir por completo. El proceso ya está en progreso tras las partidas del gerente general Andrew Friedman y el capataz Joe Maddon, pero podrían avecinarse más cambios para una franquicia que rebosa de talento joven pero que demorará en poder dar la pelea.

Toronto debería estar atento a Ben Zobrist, quien se encuentra en el último año de su contrato. Zobrist le caería como anillo al dedo a los Azulejos en la segunda base. Aun si Tampa Bay se niega a cambiarlo a un equipo de la misma división, su partida diluiría lo que ya es un mercado bastante escaso. El traspaso de Zobrist también afectaría los mercados de agentes libres como el venezolano Asdrúbal Cabrera y Jed Lowrie, además de intermedistas como Howie Kendrick y Chase Utley, quienes podrían estar disponibles mediante cambios.

La demanda por pitcheo abridor: Los Azulejos lucen estar conformes con sus opciones internas para la rotación. Con R.A. Dickey, Marcus Stroman, Mark Buehrle, Drew Hutchison, J.A. Happ, Aaron Sánchez y el mexicano Marco Estrada, el club cuenta con bastante profundidad en ese aspecto. Eso significa que podrían estar dispuestos a desprenderse de por lo menos uno de esos brazos este invierno. Los pitchers jóvenes no estarían disponibles, pero Toronto sí podría cambiar a uno de los veteranos en caso de presentarse la oportunidad indicada.

Los movimientos recientes de Boston son un indicio de que el club pretende dar la pelea en el 2015. Pero para conseguirlo, es preciso que agregue algunos brazos probados a su rotación. Lester sigue siendo el objetivo principal en el mercado de agentes libres, seguido por el zurdo de los Filis, Cole Hamels, a quien podrían adquirir mediante un canje. Los Medias Rojas y los Azulejos jamás se pondrían de acuerdo para hacer un canje, pero el hecho de que Boston esté en busca de pitcheo podría aumentar el valor de todos los serpentineros. Los equipos que se queden cortos en sus intentos por conseguir a Hamels o a Lester podrían acudir a Toronto.