Dodgers buscan solución a corto plazo para el SS

LOS ANGELES - Aún no se sabe quién será el campocorto de los Dodgers en el 2015, pero desde hace un año se suponía que no sería Hanley Ramírez.

El club dejó pasar la oportunidad de renovar con el dominicano, quien se perdió una tercera parte de los juegos del equipo en las últimas dos campañas y ha fallado con el guante en una posición crucial.

Ahora que Ramírez ha regresado a Boston por cuatro años y US$88 millones, Los Angeles ha perdido un bate derecho temible, pero sin duda contará con una mejor defensa en el campo corto.

Faltando menos de dos semanas para las Reuniones Invernales, los Dodgers podrían intentar agregar a un torpedero a corto plazo ya que Corey Seager, el promisorio prospecto de 20 años de edad, está cerca de dar el salto a Grandes Ligas--pero necesita un poco más de tiempo.

Entre las opciones dentro de la organización están Justin Turner, un utility que viene de su mejor temporada ofensiva de por vida; el venezolano Miguel Rojas, un veterano de liga menor que hizo el equipo como reemplazo defensivo de Ramírez en las entradas finales; y el cubano Erisbel Arruebarrena, quien firmó por US$25 millones y se ha lucido a la defensa a la vez que ha generado dudas en cuanto a su habilidad con el madero.

Las opciones externas lucen bastante escasas. En el mercado de agentes libres se encuentran el venezolano Asdrúbal Cabrera, Stephen Drew y Jed Lowrie, mientras que el cubano Alexei Ramírez y Jimmy Rollins podrían estar disponibles como parte de un cambio.

El nuevo torpedero de los Dodgers no les brindará el bate de Ramírez. Pero la directiva del club pretende contrarrestar la disminución ofensiva con una una defensa sólida en el campo corto que evite más carreras.