En el Bronx se espera qué harán los Yankees ahora

NUEVA YORK - Los Medias Rojas han arrancado su invierno hacienda mucho ruido, con Hanley Ramírez y Pablo Sandoval.

¿Deben los Yankees responder con un movimiento de impacto?

La rivalidad entre Nueva York y Boston en el Este de la Liga Americana ya no incluye aquella urgencia que imponía George Steinbrenner, dueño de los Yankees de 1973 hasta su muerte en el 2010. Pero sí se siente en el Bronx la llegada de Ramírez y Sandoval al Fenway Park.

El gerente general de los Yankees, Brian Cashman, ha expresado cierto interés en renovar con Chase Headley, quien ante la firma de Sandoval con Boston sube en su cotización como tercera base en el mercado.

Headley, de 30 años, bateó .262 con seis jonrones y 17 empujadas en 58 partidos luego de llegar a Nueva York desde San Diego a fines de julio. En el 2012 el antesalista conectó 31 cuadrangulares e impulsó 115 carreras por los Padres. Se piensa que quiere un compromiso de por lo menos tres años ahroa que viene de ganar un salario de US$10.525 millones.

"Nos solidificó la defensa (en la tercera) y luchó los turnos", dijo recientemente el manager de los Yankees, Joe Girardi. "Dio algunos batazos importantes para nosotros y tuvo una buena presencia en el clubhouse".

Headley disfrutó su tiempo en Nueva York y ha lucido dispuesto a volver, pero con Sandoval en Boston, los Gigantes podrían tratar de firmar al primero. Alex Rodríguez está programado para volver a Nueva York para el 2015, pero el equipo no sabe qué podrá aportar luego de perderse la mayoría de las últimas dos temporadas. De hecho, los Yankees se preparan para utilizarlo como primera base sustituto y bateador designado.

El venezolano Martín Prado, quien jugó bien en la segunda mitad del 2014 después de llegar desde Arizona, está bajo contrato para el 2015 y podría tener tiempo de juego en la antesala mientras los prospectos Rob Refsnyder y el venezolano José Pirela.

Además de la tercera, Cashman ha dicho que busca un torpedero que batee más que Brendan Ryan; el ejecutivo tampoco descarta traer de nuevo a Stephen Drew, a pesar de que éste bateó apenas .150 en 46 juegos por Nueva York.

El propietario principal de los Yankees, Hal Steinbrenner, ha expresado que espera que el equipo firme a por lo menos un lanzador abridor para reforzar una rotación que incluye a Masahiro Tanaka, CC Sabathia, el dominicano Michael Pineda y, posiblemente, a Brandon McCarthy una vez más.

Aunque se cree que Nueva York no ha tenido pláticas serias con Jon Lester, Max Scherzer ni James Shields, sí ha continuado dialogando con David Robertson. El cerrador supuestamente busca un contrato similar al de cuatro años y US$50 millones que tiene Jonathan Papelbon en los Filis.

Hace un año, los Yankees impactaron por las firmas de Brian McCann, Jacoby Ellsbury, el boricua Carlos Beltrán y Tanaka. La semana pasada, Cashman habló con cautela a la hora de describir sus planes para este invierno.

"No puedo decir si tendremos en la mira a los nombres más sonoros", expresó. "Sólo diré que estamos haciendo todo lo posible por mejorar al club. Los dueños siempre han sido beneficiosos a la hora de poner los recursos para el equipo en el terreno".