Rangers enfrentan incertidumbre con Alexi Ogando

ARLINGTON - Los Rangers de Texas esperaban que a estas alturas, el diestro lesionado Alexi Ogando estuviera lanzando en la pelota invernal de su natal República Dominicana.

Pero eso no sucederá por ahora.

Ogando le ha informado al club que aún no se siente listo para lanzar en una situación competitiva. En lugar de ello, continuará con un programa de rehabilitación tras verse limitado por lesiones en el 2014.

"Hablamos acerca de la posibilidad de que lanzara en la pelota invernal y era algo que nos interesaba", dijo el asistente del gerente general de los Rangers, Thad Levine. "Pero al llegar el momento para comprometerse formalmente, consideró que le sería más beneficioso continuar con su rehabilitación".

Ogando sigue siendo la mayor interrogante en un equipo que llegó al invierno en busca de pitcheo abridor. Su estatus sigue en veremos faltando menos de dos semanas para la fecha límite para que los equipos le ofrezcan contratos a jugadores que de lo contrario se convertirían en agentes libres.

La intención de los Rangers es conservar los servicios de Ogando. Pero la decisión hubiese sido más fácil si el diestro ya estuviera listo para lanzar en el béisbol invernal.

"Hay dos asuntos", dijo Levine. "Uno es que tenemos que tomar una decisión pronto y entre más información tengamos, mejor. Por otro lado, existe un largo historial con él y respetamos que aún no se sienta listo. Seguiremos monitoreando su progreso.

"Nuestro plan siempre ha sido retenerlo, pero seguiremos evaluando la situación a medida que se acerca la fecha, tomando en cuenta la información que tenemos acerca de su rehabilitación".

Ogando, de 31 años de edad, lanzó en 27 compromisos por Texas en el 2014 en los cuales registró marca de 2-3 con efectividad de 6.84. No vio acción después del 3 de junio debido a una inflamación en el codo que lo mantuvo fuera por el resto de la campaña. En el 2013, también ingresó a la lista de incapacitados tres veces con una inflamación en el hombro y el bíceps del brazo derecho.

Pero los Rangers recuerdan de qué es capaz Ogando cuando está en salud. En sus primeras cuatro campañas en Grandes Ligas del 2010 al 2013, el quisqueyano tuvo foja de 26-13 con promedio de carreras limpias de 3.12 en 48 aperturas y 135 presentaciones como relevista. En ese tramo, limitó a los bateadores contrarios a un promedio de .225.

En sus 48 aperturas, Ogando tiene marca de 19-12 con efectividad de 3.40. En los últimos cinco años, 94 lanzadores han hecho 40 aperturas o más en la Liga Americana. Ogando se encuentra en el 16to lugar en promedio de carreras limpias entre pitchers de dicho grupo.

Los números de Ogando como relevista son aun mejores, especialmente del 2010 al 2013.

En cuatro temporadas antes del 2014, 112 pitchers hicieron 80 presentaciones o más como relevistas en el Joven Circuito. De ese grupo, Ogando estuvo en el noveno lugar con una efectividad de 2.46.

"Ha sido un contribuidor dominante desde que subió a Grandes Ligas", dijo Levine acerca de Ogando. "He sido muy eficaz en varios papeles, una presencia en el bullpen para las entradas finales y un estelar como abridor. Dependiendo de su salud, es un pitcher de Grandes Ligas bien por encima del promedio. No contar con él durante gran parte de los últimos dos años ha sido bien difícil para nosotros. Se trata de un pitcher difícil de reemplazar, en cuanto a la calidad y la versatilidad se refieren".

Contar con un Ogando en salud sería grandioso para los Rangers. El reto es mantenerlo sano luego de cinco años de oscilar entre el bullpen y la rotación.

"Creo que lo consideramos una pieza ganadora en un cuerpo monticular de 12 pitchers", dijo Levine. "Ahora mismo, estamos menos enfocados en su rol y más en su salud. Es capaz de lanzar con eficacia en ambos roles".