Dueños de G.L. se reúnen tras el 'efecto Stanton'

Dueños de G.L. se reúnen tras el 'efecto Stanton'

KANSAS CITY -- El presidente de los Yankees, Randy Levine, dio una respuesta sucinta cuando se le pidió su opinión sobre la firma del contrato más jugoso de la historia, suscrito en la jornada entre los Marlins y el jardinero Giancarlo Stanton.

Ese convenio rompió el récord que ostentó Alex Rodríguez hasta el primer trimestre de 2014.

"Gracias a Dios", dijo Levine, quien echó a reír el miércoles. "Gracias a Dios".

No todos los ejecutivos de las Grandes Ligas están tan agradecidos.

De cara a la reunión de dueños de los clubes, que se realiza durante dos días en Kansas City, la oleada de contratos colosales ofrecidos ya fue un tema recurrente de conversación.

Junto con el convenio récord de Stanton, por 13 años y 325 millones de dólares para seguir con Miami, los Azulejos de Toronto ofrecieron 82 millones a Russell Martin por cinco temporadas, y los Atléticos de Oakland suscribieron con Billy Butler un pacto por tres campañas y 30 millones, para que sea su primera base y bateador designado.

Y más contratos estarían por anunciarse.

El jardinero dominicano Nelson Cruz, el antesalista venezolano Pablo Sandoval y otro tercera base, el quisqueyano Hanley Ramírez, siguen en el mercado. Eso sin mencionar a los abridores Max Scherzer, Jon Lester y James Shields.

"Sólo ha habido un par de fichajes de peloteros especiales. Creo que es muy pronto para sacar conclusiones", opinó Levine, cuyos Yankees le adeudan todavía 61 millones de dólares a Rodríguez, como parte de los últimos tres años de un convenio por 10 años y 275 millones de dólares que el antesalista firmó en diciembre de 2007.

Levine dijo que las organizaciones tienen que decidir por sí mismas la mejor manera de integrar sus nóminas. En el caso de Miami, el propietario Jeffrey Loria decidió que su piedra angular fuera Stanton, una estrella que surge sólo una vez en cada generación.

"Cada equipo tiene que tomar una decisión con base en dónde está ahora", indicó Levine. "Éste es un gran pelotero. Creo que Jeffrey respondió, los Marlins también y ambos están muy complacidos con esto. Bien por ellos".

Pero esto no sería necesariamente bueno para el béisbol.

Kevin Brown fue el jugador que rompió la barrera de los 100 millones de dólares, en 1998, y Rodríguez se convirtió en el primero que superó los 200 millones, apenas dos años después.

El aumento se habría lentificado, pues pasaron 14 años para que surgiera el primer jugador con un contrato de 300 millones de dólares. Pero ello no cambia el hecho de que las franquicias están suscribiendo convenios sin precedentes.

"Estoy verdaderamente sorprendido", dijo el dueño de los Reales de Kansas City, David Glass. "Y no es por Stanton. Él es un gran joven y un estupendo jugador. Pero no entiendo cómo los equipos podrán hacer esto dentro de sus economías. Ya veremos, evidentemente ellos saben lo que hacen".

Los Reales, un equipo de bajo presupuesto, conquistaron su primer gallardete de la Liga Americana en 29 años, pese a terminar la campaña regular apenas como la 19na nómina más alta en las mayores, con 92,7 millones de dólares. Es una ganga, en comparación con los 255,9 millones de los Dodgers.

Kansas City necesita un pitcher abridor y un bateador designado. ¿Se verá tentado a buscar un cotizado agente libre y a elevar su nómina arriba de los 100 millones de dólares por primera vez?

"Creo que si alguien tiene una necesidad específica y cierto pelotero la satisface, hay que hacer esto", consideró Glass, quien se rio acerca de la posibilidad de que los Reales puedan rebasar algún día un convenio por 150 millones de dólares. "Pero por otro lado, hay muchos acuerdos que se firmarán y en los que nadie ha pensado todavía".

Los Reales estaban conscientes de su presupuesto cuando rechazaron la opción de Butler, por 12 millones de dólares, para seguir con el club la próxima temporada. El toletero se declaró agente libre por vez primera.

Kansas City siguió en comunicación con su bateador designado, pero no mostró disposición a ofrecer el dinero que desembolsaron los Atléticos.

"Hemos sido una organización que ha ofrecido dinero antes por algunos jugadores. Algunas veces sus contratos parecen buenos en enero, y otras veces no", comentó Dayton Moore, gerente general de los Reales. "Uno lidia con la información que tiene enfrente. Cualquiera opina a toro pasado".

Esa expresión les va como anillo al dedo a los Yankees, que tendrían hoy una opinión muy distinta del acuerdo estratosférico al que llegaron con A-Rod. ¿Ocurrirá lo mismo con los Marlins y con otros equipos que abran la chequera?

"Buscamos ver a dónde se dirigen los demás", explicó Levine. "Es todavía muy pronto.