Gomes y Kluber, el dúo dinámico de los Indios

Hace apenas dos temporadas, el serpentinero Corey Kluber y el receptor brasileño Yan Gomes competían por puestos con la Tribu durante los entrenamientos, pero ambos comenzaron la campaña del 2013 en Triple-A Columbus.

No obstante, el dúo no demoró en integrarse al equipo grande, adueñarse de puestos fijos y formar una de las mejores baterías en Grandes Ligas. El Premio Cy Young de Kluber representa la culminación de dicha colaboración.

"Sentí como si fuese yo quien hubiera ganado el premio", expresó Gomes. "Me dio mucha emoción por él".

De su parte, Kluber no duda en colmar de halagos a su receptor.

"No podría asignarle un valor", dijo Kluber al referirse al rol que tuvo Gomes en su sensacional campaña por la Tribu. "Creo que fue gran parte de ello. Seguro hará todo lo posible por restarle importancia a dicho mérito y a los halagos, pero en mi mente, fue tan clave como cualquiera".

Tanto Kluber como Gomes son producto de canjes exitosos realizados por Cleveland.

Los Indios adquirieron a Kluber, un prospecto de los Padres, en julio del 2010 y lo convirtieron en un as. El diestro se unió a la Tribu en una transacción entre tres equipos en la cual Jake Westbrook pasó a los Cardenales, quienes enviaron a Ryan Ludwick a San Diego.

Cleveland agregó a Gomes y a Mike Avilés en un canje con Toronto en el 2012 a cambio del diestro dominicano Esmil Rogers. Los Indios convirtieron a Gomes, quien en Toronto se perfilaba como utility, en un cátcher de tiempo completo.

Para cuando terminó la temporada del 2013, Kluber y Gomes ya eran piezas claves en un equipo de los Indios que clasificó para los playoffs mediante el primer Comodín de la Liga Americana.

"Hemos sido bendecidos", dijo Gomes. "Subimos juntos en el 2013. Fui su receptor en Triple-A, en una apertura, pero hemos cultivado esta relación y sigue creciendo. Ahora es que se está empezando a notar".

Gomes, quien fue finalista para el Guante de Oro en la receptoría de la Joven Circuito, estuvo detrás del plato para el 93% de los innings de Kluber esta temporada. El serpentinero tuvo efectividad de 2.38 en ese tramo.

En cuanto a la ofensiva se refiere, el receptor de 27 años de dad bateó para .278 con 21 jonrones y 74 remolcadas en 15 compromisos por Cleveland esta temporada para ganar un Bate de Plata.

En su carrera como ligamayorista, Kluber ha limitado a los bateadores contrarios a un promedio de .241 con un porcentaje de embasarse de .285 y slugging de .353 en los 279.2 innings de labor en los cuales Gomes ha sido su compañero de batería. Con otros cátchers, tiene un promedio en contra de .278 en 170.2 innings.

En el 2014, Kluber registró foja de 18-9 con promedio de carreras limpias de 2.44, 269 ponches, 51 boletos en 34 aperturas.

"La confianza que sentimos yo y el cuerpo monticular cuando él esté detrás del plato es como un lujo que a veces se te olvida apreciar", dijo Kluber acerca de Gomes. "Se interesa tanto por el lado defensivo del juego y por tratar de que seamos mejores y ese tipo de cosas, que ya no esperas otra cosa de él. Hasta que das un paso hacia atrás, no aprecias en realidad que está lidiando con todo eso al igual que con el bateo.

"Obviamente, ganó un Bate de Plata, así que eso habla mucho de la manera en que ha podido manejar ambos aspectos. Creo que es gran parte de esto y ha jugado un papel clave en mi evolución en el último par de años".

Por su parte, Gomes habla maravillas con respecto a la habilidad de Kluber a la hora de hacer ajustes en el transcurso de un partido y de su manera de comunicarse y prepararse. Gomes considera que los demás pitchers de los Indios pueden aprender bastante con simplemente observar la manera en que Kluber se comporta.

"Conversamos antes de los juegos y entre innings", dijo Gomes. "Espero que los demás muchachos [se fijen] en el tipo de relación que tenemos. Sé que no es fácil, pero lo mejor de [trabajar] con él es que está dispuesto a escuchar críticas".

"Ahora va a ser difícil criticar cualquier cosa que haga en un juego", agregó el cátcher, soltando una risa. "Se trata del mejor pitcher en Grandes Ligas".