No ha faltado el ambiente latino en la serie en Japón

SAPPORO, Japón -- Al equipo de estelares de Grandes Ligas que participa en la Serie de Estrellas en Japón no le ha faltado para nada el sabor latino, dentro del baño de cultura nipona que se están dando los jugadores de la escuadra.

Con los dominicanos Robinson Canó (fuera de acción ahora con una fractura en un dedo del pie derecho), Carlos Santana, José Veras y Eduardo Núñez; los venezolanos Alcides Escobar, Salvador Pérez, José Altuve y Franklin Morales; más el cubano Yasiel Puig y el oriundo de New Jersey de ascendencia puertorriqueña Héctor Santiago, la presencia latina se ha hecho sentir en las diferentes ciudades japonesas del la gira.

Desde los entrenamientos antes de arrancar la serie y ahora previo a los propios partidos, el grupo antes mencionado comparte gritos, risas y gestos bien alegres ante la prensa y los fanáticos japoneses.

"Estamos gozando cada momento y es una experiencia única para cada uno individualmente, y para los latinos también", comentó Núñez.

Durante la primera práctica en Japón la semana pasada en el Koshien Stadium de Osaka, la camada latina se tomó una foto junta. Viendo lo que pasaba, el derecho de los Orioles de Baltimore, Tommy Hunter, gritó de manera jocosa, "¿Por qué no estamos invitados los (no latinos)? ¡Nosotros vamos a hacer nuestro propio estiramiento!"

Hunter, quien describe a su ex compañero dominicano en Texas y Baltimore, Pedro Strop, como "uno de mis mejores amigos", disfrutó aquel momento.

"Fue bastante cómico", dijo. "Trato de mantener las cosas de lo más leve posible. Trato de hacer sonreír a todo el mundo. A veces es demasiado, pero así soy yo. No voy a cambiar por nadie".

Dos de los jugadores más solicitados de parte de la prensa y los fanáticos aquí han sido Canó y Puig, por su carisma dentro y fuera de las líneas blancas del terreno. Y en sentido general, el grupo de jugadores latinoamericanos han dejado huella con su personalidad.

"A nosotros los latinos nos tienen como bullosos. Es que nosotros disfrutamos la vida", manifestó Veras, relevista de los Astros de Houston que dirigió un enorme coro de fanáticos en las gradas del jardín izquierdo del Tokyo Dome durante las prácticas de bateo del equipo de MLB. "Nos sentimos más que bendecidos de Dios de dónde venimos y cada día que nos ponemos el uniforme y podemos estar en grupo, como hermanos como familia, sonreímos, disfrutamos, hacemos chistes y recordamos cosas de antes que nos causan risa. Así es como nosotros los latinos disfrutamos el juego".

Esta Serie de Estrellas ya está fuera del alcance del equipo de MLB, en cuanto a ganar la mayoría de los juegos se refiere. Pero la unidad sigue presente entre los norteamericanos, latinoamericanos y los dos japoneses-Hisashi Iwakuma y Tsuyoshi Wada-que integran la escuadra.

"Todos tenemos una meta en común, y eso es ganar", dijo Hunter. "Puedes tomar a cualquier persona de cualquier cultura, ponerlo en un terreno de béisbol, y si ellos tienen la misma mentalidad que tú, no importa qué clase de barrera del idioma exista. La mentalidad está ahí".

Así mismo lo ve Veras.

"Nos mantenemos siempre sonriendo y nos mantenemos siempre contentos", expresó el quisqueyano. "Pero en el momento que tengamos que hacer nuestro trabajo, tenemos que ponernos el uniforme para jugar béisbol".