S.L. sería otra vez favorito en la Central de la L.N.

S.L. sería otra vez favorito en la Central de la L.N.

De no agregar refuerzos en esta temporada muerta, los Cardenales aún lucirían como un equipo fuerte.

Pero es muy probable que San Luis haga algunos ajustes. Y podrían ser de impacto. Al menos eso es lo que contempla el gerente general del equipo, John Mozeliak, para mejorar una ofensiva que en el 2014 anotó 164 carreras menos que en el 2013.

Para conseguir 90 victorias con una diferencia de carreras de +16 -- que los coloca entre los mejores 12 en las Grandes Ligas -- se debe a varias cosas, especialmente a la capacidad del mánager Mike Matheny de mantener las cosas bajo control y a un núcleo de jugadores perseverante e inteligente.

Nada de lo que pase de ahora al Día Inaugural cambiaría el hecho de que los Cardenales se perfilan como los favoritos para ganar el título de la División Central de la Liga Nacional por tercer año consecutivo y participar en la postemporada por tercera campaña al hilo.

Eso se debe a que sin importar de lo que suceda con la alineación y el bullpen, San Luis todavía tiene una rotación buena y profunda. Si los Entrenamientos de Primavera comenzaran hoy, los Cardenales tendrían siete lanzadores compitiendo por cinco puestos en el grupo de abridores: Adam Wainwright, Lance Lynn, John Lackey, Jaime García, Shelby Miller, Michael Wacha y Marco Gonzáles.

Muchos se atreverían a señalar que ningún equipo tiene esa calidad en su cuerpo monticular, por eso Mozeliak se está enfocando en el ataque.

Si decide que Matt Kemp, Carl Crawford o Justin Upton encajarían bien en su club, el ejecutivo tendría la profundidad en su pitcheo para realizar un canje. Sin embargo, Mozeliak tendría que considerar lo sabio que sería cambiar una de las cosas que casi todos los demás equipos buscan adquirir.

Si los Cardenales no llegan a hacer ningún movimiento eso significaría que el equipo anticipa que el inicialista Matt Adams y el intermedista Kolten Wong mejorarán. En el 2014, ambos tuvieron un muy buen desempeño por un buen tiempo. Pero ambos también pasaron malos momentos.

Esto es algo común en los jugadores jóvenes. Pero una de las cosas que ha hecho a San Luis una de las franquicias modelos, es su capacidad de desarrollar varios jóvenes y agregarlos a la alineación sin ningún problema.

También existe la interrogante en el jardín derecho. El fallecido dominicano Oscar Taveras se proyectaba para adueñarse de la posición desde la partida del puertorriqueño Carlos Beltrán hace un año.

Mozeliak todavía trata de procesar la muerte de alguien que tenía solamente 22 años de edad mientras contempla sus alternativas. Tiene a dos guardabosques jóvenes -- Randal Grichuk y Stephen Piscotty -- como opciones. ¿Será mucho riesgo permitirles que compitan -- y posiblemente que compartan -- la pradera derecha?

De esa manera pueden quedarse con todos los brazos en su roster y le permitiría a Mozeliak enfocarse en el bullpen. Pero también surgiría la interrogante de si los Cardenales pueden llegar lejos con tantos jóvenes.

San Luis no necesitaría hacer otros ajustes. Matt Carpenter puede jugar en la tercera o segunda base, así que podría pasar a alguno de dichos puestos.

En cuanto a la agencia libre se refiere, Mozeliak tiene dos obstáculos. El primero, el mercado de jugadores de posición luce muy débil. Sobresalen los dominicanos Nelson Cruz y Melky Cabrera, además de Billy Butler y otros.

Segundo, mientras Mozeliak tiene algo de flexibilidad en su presupuesto para el 2015, tiene cinco piezas claves -- Lynn, Miller, Adams, Jon Jay y Trevor Rosenthal -- que son elegibles para arbitraje salarial después de la próxima temporada.

Así es el mundo de Mozeliak.

Esto hace de los Cardenales uno de los equipos más admirados en las Grandes Ligas.

En una época de un balance competitivo nunca antes visto, San Luis ha clasificado a los playoffs en 11 ocasiones en las últimas 15 campañas y ha llegado hasta la Serie de Campeonato de la Liga Nacional nueve veces.

Los Cardenales y Tigres son los únicos conjuntos en avanzar a la postemporada cuatro veces consecutivas. En aquel trecho, la nómina de San Luis ha ocupado el 13er, 11mo, noveno y 11mo lugar.

"Nuestro éxito se define por lo que hacen nuestros escuchas, pero también se trata del trabajo de los encargados del desarrollo de jugadores y los que trabajan con el equipo grande. Es satisfactorio cuando todos tienen el mismo objetivo".

Al preguntársele a Mozeliak sobre los movimientos que los Cachorros han hecho o como los Piratas, Rojos y los demás están tomando forma, el directivo casi siempre da la misma respuesta.

"Nuestra estrategia es pensar en lo que nosotros estamos haciendo", dijo Mozeliak. "Colocarnos en una posición para tener un fuerte equipo y así tendremos una oportunidad de ganar".