Angelinos creen a Trout capaz de poncharse menos

ANAHEIM - Aun de la manera impresionante en que Mike Trout ganó el Jugador Más Valioso de la Liga Americana - el jardinero de los Angelinos es el pelotero más joven en la historia que recibe el galardón de manera unánime y apenas el cuarto que termina en el primer o segundo lugar en la votaciones para el premio en tres temporadas consecutivas - existe una estadística desalentadora.

Trout tuvo el mayor total de ponches de un Jugador Más Valioso en la historia.

Trout encabezó el Joven Circuito con 184 ponches en el 2014 tras abanicarse 136 veces la temporada anterior. El incremento podría deberse a que no fue lo suficientemente agresivo temprano en el conteo y a que los lanzadores contrarios lo atacaron con pitcheos altos en la zona.

El que Trout se haya ponchado con tanta frecuencia y a la vez haya registrado promedio de .287 con 36 jonrones y 111 carreras producidas es algo increíble.

En privado, Trout ha jurado mejorar ese aspecto de su juego.

"No es que no esté consciente de ello", dijo el coach de banca de los Angelinos, Dino Ebel, por vía telefónica. "Este muchacho tiene muy buen ojo y manos bien rápidas y de verdad creo que va a hacer ajustes y que van a ver a un muchacho que pone la bola en juego más a menudo".

Todo el que haya trabajado con Trout considera que puede reducir sus ponches sin necesidad de hacer enormes ajustes, dado que reconoce bien la zona de strikes, se siente cómodo bateando con dos strikes y posee un swing veloz y compacto.

"Lo considero lo suficientemente bueno e inteligente para corregirlo", dijo el coach de bateo de los Angelinos, Don Baylor. "En verdad lo creo".

"A veces te pones algo ansioso", dijo Trout al hablar de mejorar contra pitcheos altos, "y cuando estas ansioso tratas de hacer demasiado y le haces swing a esos lanzamientos. Diría que la mayoría eran bolas, pero traté de hacer demasiado".

Baylor - el primer JMV de los Angelinos en 1979 - ha notado que Trout se ha vuelto vulnerable a la recta alta, pero no ve motivo por que el cual el guardabosque no pueda hacer los ajustes indicados.

"Aún estamos hablando de un jugador joven que puede mejorar", dijo Baylor. "Aunque ganó un JMV, no se trata de un veterano de 10 años que ha establecido su zona de strike. Mike aún puede mejorar la suya".

Dada la velocidad que posee Trout, Baylor lo considera capaz de ganar un título de bateo, siempre y cuando se ponche con menos frecuencia.

"[Si] batea la bola al campo corto, va a llegar quieto [a la primera base]", dijo el instructor.