Tigres necesitan a Víctor Martínez si desean ganar

PHOENIX -- Víctor Martínez era uno de los peloteros que los Tigres de Detroit no iban a dejar ir.

Si usted se pregunta por qué los Tigres le otorgan un contrato de cuatro años a un jugador que cumplirá 36 años en el Día Inaugural la próxima campaña, la respuesta es simple. Esto no tiene que ver con el 2017 o el 2018. Esto tiene que ver con el presente. Tiene que ver con ganar la Serie Mundial en 2015.

Los Tigres han ganado cuatro banderines consecutivos de la División Central de la Liga Americana. En ese período, han llegado a la Serie Mundial en una ocasión y a la Serie de Campeonato de la Liga Americana en dos. Este es un tremendo logro para una franquicia que tuvo ocho temporadas perdedoras de manera consecutiva cuando Dave Dombrowski, ahora su presidente y gerente general, asumió las riendas de operaciones de béisbol en 2002.

Cuatro años más tarde, los Tigres ganaron el banderín de la Liga Americana. Ahora los Tigres y los Cardenales son los únicos equipos en haber llegado a los playoffs en cuatro años seguidos. Su ventana de éxito podría cerrarse en cualquier momento durante las próximas dos campañas, pero aún sigue abierta.

Aun si los Tigres pierden a Max Scherzer en la agencia libre, los felinos abrirán la próxima campaña con una rotación compuesta por David Price, Justin Verlander, el venezolano Aníbal Sánchez y Rick Porcello. Probablemente no hay un mejor cuarteto que éste en el juego.

También podrían perder a Torii Hunter si el veterano decide convertirse en agente libre. El jardinero trajo producción, liderazgo y personalidad al club. Pero Dombrowski cree que puede adquirir a un jugador defensivo de impacto para ocupar el jardín central y obtener un buen aporte.

Al final, el único jugador al que no podía verlo partir era a Martínez, quien firmó un contrato por cuatro años y US$68 millones para permanecer con los Tigres.

Martínez aporta más que sólo producción, y vaya que produce bastante. La temporada pasada, el venezolano lideró el béisbol en porcentaje de embasarse más slugging (.974) y finalizó segundo en promedio de bateo (.335), slugging (.565) y promedio de embasarse (.409). También quedó entre los mejores diez en otras categorías ofensivas en Grandes Ligas, incluyendo jonrones (32), carreras remolcadas (103) y hits (188).

Alineando como cuarto tolete detrás de su compatriota Miguel Cabrera, Martínez le brinda a los Tigres quizás la más temible combinación de 3ro y 4to en el lineup. Si eso fuera todo lo que hiciera, sería más que suficiente. Pero los Tigres afirman que lo que hace aun más valioso a V-Mart es su presencia y liderazgo.

Su dureza y ética de trabajo generan un impacto en quienes lo rodean, y aun cuando los equipos ganadores tienen muchas cosas buenas que los caracteriza, el valor de Martínez no debería subestimarse. Entonces si el pacto se hace oficial como se espera, Dombrowski habría cumplido con lo más importante en su lista de cosas por hacer este invierno.

Si el directivo es capaz de adquirir a un jardinero central defensivo vía un canje, habría cumplido con lo más difícil en su lista de compras este receso de temporada apenas unas semanas después de que los Tigres fueron barridos en su SDLA por los Orioles. Podrían haber encontrado al pelotero que buscan en Anthony Gose, a quien el club adquirió en un cambio con los Azulejos el miércoles.

Tras una rápida y decepcionante eliminación en los playoffs, Dombrowski ha tenido que recordarle a los fanáticos y a otros más de que los Tigres aún se encuentran en una buena posición, que han hecho cosas buenas en los últimos cuatro años y que todavía cuentan con un tremendo núcleo de talento.

"Esa es una de las cosas que tuve que asegurarme de transmitirle a todos", manifestó. "No hemos terminado en el sótano por los últimos cinco años. Ganamos la división en cuatro años seguidos. Vencimos a los campeones de la Liga Americana [Kansas City] 13 de 19 veces que los enfrentamos. Y por ende, somos un equipo competitivo. Tenemos un buen club".

El directivo tiene una lista de razones para creerle. Tienen a Cabrera y una excelente rotación. Cuentan con un reconfigurado bullpen que incluye al mexicano Joakim Soria y al venezolano Bruce Rondón frente al taponero Joe Nathan. Si Nathan batalla como le sucedió varias ocasiones el año pasado, el manager Brad Ausmus tendrá la opción de mover a Soria al rol de cerrador.

En términos generales, los Tigres son un equipo de primera categoría.