Guthrie amplía aun más sus horizontes en Japón

TOKIO - Jeremy Guthrie ya tiene fama de "multicultural", desde que fungió como intérprete de Yordano Ventura durante una rueda de prensa con el derecho dominicano durante la Serie Mundial.

Guthrie, abridor de los Reales de Kansas City, habla un excelente español gracias una misión mormona realizada en España entre los 19 y los 21 años de edad. Incluso, el venezolano Alcides Escobar lo ha calificado como "prácticamente un embajador del equipo" entre los latinoamericanos y los norteamericanos.

Ahora el lanzador, cuya madre Clarice es japonesa-estadounidense, se ha empapado en la cultura nipona durante la Serie de Estrellas en Japón.

"Esto es algo que ya venía anticipando desde mediados del verano y hasta durante los playoffs", dijo Guthrie, quien entre otras actividades ha visitado a familiares de su mamá en la ciudad de Mihara, Hiroshima. "De verdad, quería esta oportunidad y este viaje".

Guthrie viene de lanzar un total de 216 innings en el 2014 entre la campaña regular y la postemporada, y reconoce que está un poco cansado. Pero al mismo tiempo, le enfatizó al manager del equipo de MLB en la Serie de Estrellas, John Farrell, que le queda una salida más este año. Dicha presentación será el sábado en el Tokyo Dome, en el Juego 3 de la serie contra la selección nipona conocida como el "Samurái Japón".

Las emociones deben de estar en un punto máximo para Guthrie, quien estará tirando ante la afición de su propia ascendencia.

"Me parece que es (un público) similar a los de Dominicana o Venezuela, que están ahí haciendo muy ruido y viendo cada jugada", comentó Guthrie, quien es acompañado en Japón precisamente por Clarice, además de su esposa Jenny y sus tres hijos. "Entonces, creo que va a ser un (ambiente) muy animado para los partidos".

Guthrie es una de las figuras más solicitadas por la prensa y los fanáticos entre los jugadores de Grandes Ligas que forman parte del equipo de MLB, por sus lazos con el país nipón. Y claro, para el lanzador de 35 años, venir a Japón es otra oportunidad para ampliar sus horizontes.

"Siempre estoy expandiendo", dijo en ese sentido el oriundo de Oregon. "Esta es una oportunidad que nos brindan Major League Baseball y la Asociación de Jugadores, al igual que el Béisbol Japonés.

"Siempre que tenga la oportunidad de viajar y hacer algo que amo, que es el béisbol y ser un embajador del juego, es algo que aprovecharé.

"Este es un viaje que me hubiera encantado hacer de cualquier manera, pero hacerlo con (MLB) es mejor todavía".

La mayoría de los ligamayoristas ha jugado en un momento que otro con peloteros japoneses, sea en Grandes Ligas o liga menor. Guthrie ha compartido clubhouses de las Mayores con Koji Uehara en los Orioles y con Nori Aoki en los Reales.

Ahora, como el resto de sus compañeros en el equipo de MLB, está observando de cerca la garra de los jugadores nipones.

"Son peloteros sólidos", dijo Guthrie. "Entienden el juego y trabajan muy duro. Creo que eso viene no sólo de la forma en que se criaron, sino también porque ponen el esfuerzo para ser los mejores peloteros posibles.

"Los que han sido compañeros míos han sido jugadores impresionantes que siempre trabajan para mejorar".