Japón volvió a dominar, esta vez con los bates

Japón volvió a dominar, esta vez con los bates

TOKIO - Se suponía que para Hisashi Iwakuma, el Juego 2 de la Serie de Estrellas en Japón iba a ser un momento bien positivo. Abriendo el partido por el equipo de MLB contra la selección japonesa, el derecho estelar de los Marineros tenía la oportunidad de ser profeta en su casa.

Sin embargo, el "Samurái Japón" le aguó la fiesta en ese sentido. Iwakuma permitió 10 hits y cinco carrearas en 4.0 entradas el viernes en el Tokyo Dome, cargando con la derrota en un encuentro conquistado por los japoneses con marcador de 8-4. Ahora la selección local lleva una ventaja de 2-0 en la serie de cinco juegos.

"Es difícil volver después de tanto tiempo. Trataba de reencontrarme con el ritmo", dijo Iwakuma, quien no lanzaba en un partido desde el 26 de septiembre. "Este fue un evento especial y anticipaba este juego en Japón. Estuve contento con la oportunidad de lanzar en el Tokyo Dome, sin importar el resultado".

En los primeros dos choques de la serie, el resultado ha sido contundentemente a favor del equipo local. Después de blanquear a la escuadra de Grandes Ligas en Osaka el miércoles con un dominante pitcheo de parte de lanzadores como Kenta Maeda y Shohei Otani, los dirigidos por Hiroki Kokubo desataron un ataque ofensivo de 14 hits ante el pitcheo de MLB el viernes. Curiosamente, Iwakuma y Tsuyoshi Wada--quien permitió dos vueltas en 1.2 entrada--concedieron entre ellos siete de las ocho anotaciones de sus compatriotas.

"La verdad es que han jugado bien", dijo sobre la selección japonesa el torpedero venezolano del conjunto de Grandes Ligas, Alcides Escobar. "Saben jugar muy buena pelota y lo han demostrado.

"Están aprovechando las oportunidades que se les han presentado en el juego".

En los primeros dos encuentros, el Samurái Japón ha sobre-anotado a los de MLB por marcador global de 10-4 y ha conectado 23 hits, comprado con apenas nueve de parte de los ligamayoristas.

"Han dado buenos swings las primeras dos noches", comentó el toletero Justin Morneau, quien dio el primer cuadrangular de la serie oficial por los de Grandes Ligas el viernes, un estacazo de dos carreras frente al abridor Chihiro Kaneko. "Parece que cada vez que hemos cometido un error, ellos lo han aprovechado.

"No hemos empezado a batear", continuó el primera base de los Rockies de Colorado. "No vamos a ganar muchos juegos hasta que comencemos a batear".

Por si alguien no había tomado en serio esta selección de Japón-la misma entidad que conquistó los primeros dos Clásicos Mundiales de Béisbol en el 2006 y el 2009-ya todos saben que esta edición del equipo nipón no es nada fácil de derrotar, aun midiéndose a una representación del mejor béisbol del mundo.

"Siempre espero lo mejor del equipo contrario", dijo el infielder venezolano José Altuve, quien se fue de 4-0 el viernes jugando en la intermedia. "Obviamente éste es un equipo muy bueno. Buen pitcheo, buena ofensiva. Están jugando la pelota muy bien y han ganado los dos encuentros de la serie".

Ahora la pregunta del millón es cómo reaccionará el equipo de MLB el sábado en el Juego 3, con Jeremy Guthrie subiéndose al montículo y en peligro de ya perder matemáticamente la serie en caso de volver a caer.

"Estamos aquí para ganar. Obviamente, queremos representar bien a Major League Baseball", indicó Morneau. "Sabemos el reto que nos espera, pero trataremos de ganar los próximos tres partidos".

Agregó Altuve: "Vamos a dar lo mejor de nosotros. Vamos a salir a jugar (el sábado) y tratar de ganar".