Reuniones: Una oportunidad para preparar el terreno

Si usted observa a los Rojos de Cincinnati de cierta manera, verá a un equipo capaz de regresar a los playoffs la próxima campaña. De hecho, no es tan difícil.

El dominicano Johnny Cueto y Mat Latos tendrían que permanecer sanos y producir. Lo mismo para Joey Votto y Brandon Phillips. Y luego el GG de los Rojos Walt Jocketty necesitaría atraer a un pelotero - por decir a un Michael Morse, o quizás al puertorriqueño Alexis Ríos - en el mercado de la agencia libre a un precio que se ajuste a su presupuesto.

Si todas esas cosas suceden, los Rojos podrían ser lo suficientemente buenos para mejorar de manera dramática, digamos, pasar de 76 victorias a 88 ó 89.

Sí, todas las piezas tendrán que embonar para que esto suceda. Pero ese es el mismo caso para cada equipo de playoff.

La decisión de Jocketty de retener o canjear sus mejores fichas: Tiene a cuatro lanzadores abridores -- Cueto, Latos, Mike Leake y el dominicano Alfredo Simón - que se convertirían en agentes libres tras la temporada del 2015.

El valor real de esos jugadores en el mercado de canjes se sabría con más claridad durante las Reuniones de Gerentes Generales a celebrarse esta semana en Phoenix.

Podría no darse un solo cambio de peso esta semana, pero las Reuniones seguramente servirán para poner sobre la mesa potenciales cambios este invierno.

Los gerentes generales se comunican diariamente vía mensajes de texto y correos electrónicos, pero una reunión frente a frente sigue siendo la mejor opción para hablar de negocios. Echémosle un vistazo a varias conversaciones que podrían darse esta semana.

Jocketty es uno de los directivos a seguir de cerca esta semana porque su hora de tomar decisiones esta cerca, no solo sobre esos cuatro abridores, sino también con el jardinero Jay Bruce y el taponero cubano Aroldis Chapman, dos jugadores que se convertirán en agentes libres tras la campaña del 2016.

Pensamos que lo más seguro es que Jocketty trate de mantener a este grupo esencialmente intacto con la intención de ver si ellos ayudan al club a regresar a la postemporada.

Si eso no sucede, el GG aún tiene la opción de mover sus fichas antes de la fecha límite de cambios sin pasar por waivers del 31 de julio.

Otro gerente general que estaría bajo la lupa es el de los Atléticos, Billy Beane. Jeff Samardzija y Scott Kazmir están a un año de convertirse en agentes libres, y si Beane puede agregar a un shortstop, parece que contará con una escuadra lo suficientemente buena como para regresar a la postemporada por cuarta ocasión consecutiva.

Por otro lado, la reputación de Beane es que no le teme a ninguna maniobra, lo que significa que escuchará de cerca todas las propuestas que se le presenten. Si un canje por Samardzija logra atraer a un grupo de prospectos-- ¿Están escuchando, Medias Rojas? - Beane podría atreverse a darle una imagen diferente a los Atléticos en 2015.

Boston es otro equipo a tener en la mira este invierno. En su intención de armar otro roster que pase del sótano a la Serie Mundial, el GG Ben Cherington tiene una lista de compras bien simple: pitcheo abridor veterano y un primera base.

Si Cherington es capaz de firmar al antesalista venezolano Pablo Sandoval y a Jon Lester, habría dado un gran paso para que los Medias Rojas sean un equipo competitivo en el 2015.

Pero la parte interesante de su equipo es que cuenta con ocho jardineros -- Shane Victorino, los cubanos Yoenis Céspedes y Rusney Castillo, Allen Craig, Daniel Nava, Brock Holt, Mookie Betts y Jackie Bradley Jr.

Cherington probablemente ya sabe cuál es el panorama en el mercado para esos ocho jugadores. Castillo y Victorino parecen tener huchas probabilidades de aparecer en el linuep titular para el Día Inaugural. En cuanto a los otros seis, el mercado podría determinar eso.

Muchos equipos creen que Craig se repondrá en grande de un pobre 2014, pero no creen que deban deshacerse de un abridor de categoría para adquirirlo. Mientras tanto, Bradley podría haber sido el mejor jardinero central de todo el béisbol esta pasada campaña, pero apenas bateó para .198.

Céspedes es uno de esos peloteros que genera una gran cantidad de opiniones por parte de los scouts y el personal de los equipos. A algunos les agrada su forma de jugar y creen que puede mejorar cualquier lineup. Otros lo ven como un bateador que podría conectar 20 jonrones y registrar un promedio de embasarse menor a los .300.

Con la mayoría de los gerentes generales apenas entendiendo mejor el panorama de la agencia libre, es poco probable que se dé una transacción de peso esta semana. Pero seguramente habrá conversaciones - quizás docenas - y podría quedar la mesa puesta para futuros cambios.