Japón: Canó vivirá lo que tanto vio en N.Y., Seattle

Japón: Canó vivirá lo que tanto vio en N.Y., Seattle

OSAKA, Japón -- En una carrera de 10 años en Grandes Ligas, Robinson Canó ha jugado con peloteros japoneses de la talla de Ichiro Suzuki, Hideki Matsui, Hiroki Kuroda y Hisashi Iwakuma.

Ahora, como parte del equipo de Grandes Ligas que participará en la Serie de Estrellas en Japón, el segunda base dominicano de los Marineros tendrá la oportunidad de jugar en tierras niponas.

"Quiero vivir el béisbol de ellos, vivir esa experiencia a su manera", dijo Canó sobre la serie entre el equipo de estelares de MLB y la selección japonesa conocida como "Samurái Japón". "No sólo va a ser una experiencia (positiva), sino una oportunidad de vivir su cultura".

Jugando nueve años en Nueva York y éste último en Seattle, Canó ha visto de cerca lo que es la "manía" por los peloteros japoneses de parte de sus fans y, sobre todo, la fuerte presencia de la prensa deportiva de dicho país que cubre a sus peloteros. Entre los días 11 y 20 de este mes, el oriundo de San Pedro de Macorís podrá ver de dónde viene esa intensa cultura de béisbol.

"Creo que será una bella experiencia, poder vivir eso que viven ellos acá. Es algo que une más el béisbol de ellos con el de nosotros", comentó al respecto Canó, quien en su primera temporada con los Marineros bateó .314 con 14 jonrones, 82 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .836.

Además de sus lazos con tantos estelares japoneses a través de los años-recuerden que Matsui fue el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2009, la única conquistada por los Yankees durante la era de Canó en el Bronx-ahora el dominicano recibe el salario de su contrato de 10 años y US$240 millones de parte de la empresa Nintendo, dueño mayoritario de los Marineros. Y por supuesto, hemos visto en Seattle a destacados peloteros japoneses como Ichiro, Kazuhiro Sasaki y Kenji Johjima, además de Iwakuma.

"Tremendos jugadores han sido", indicó Canó. "Ver y vivir esa experiencia de todos esos jugadores no sólo acá, sino ir a jugar contra ellos en su propio patio es algo por el que todos estamos contentos".