Medias Rojas a las puertas de un invierno bien ocupado

Ya comenzó lo que promete ser un invierno bien ocupado para el gerente general de los Medias Rojas, Ben Cherington. Luego de que Boston terminara en el sótano del Este de la Liga Americana por segunda vez en tres años, Cherington intentará orquestar un repunte.

Con profundidad en los jardines y en la finca, Boston tiene la flexibilidad para hacer algunos cambios. El club también tiene espacio en su nómina para firmar a algunos agentes libres de impacto.

Agentes libres/opciones
Boston no demoró en renovar con el relevista Koji Uehara. El diestro de 39 años de edad fue una pieza clave del título de Serie Mundial del club en el 2013 y lució dominante durante gran parte del 2014. Tuvo una mala racha bastante desconcertante tarde en la temporada, pero el equipo considera que se debió a una fatiga en el brazo y no a un declive.

A Cherington también le interesa retener al experimentado relevista derecho Burke Badenhop, a quien le gustaría permanecer en Boston.

El cátcher reserva David Ross fue una pieza muy valiosa para los Medias Rojas en sus dos campañas con el equipo, pero quizás no sea la persona indicada para ese puesto en el 2015. El receptor boricua Christian Vázquez probablemente sea el titular detrás del plato y un receptor que batee a la zurda sería la mejor opción para el rol de suplente.

Los Medias Rojas rechazaron la opción de US$4 millones del zurdo Craig Breslow, quien tuvo promedio de carreras limpias de 5.96 en 60 presentaciones en el 2014 y es agente libre ahora.

Necesidades
Tras canjear a Jon Lester y a Jon Lackey en julio con el fin de mejorar su ofensiva, la rotación es una de las prioridades de Cherington. Clay Buchholz y Joe Kelly son las únicas dos piezas fijas y los Medias Rojas obviamente necesitan pitchers más establecidos que les puedan dar innings de calidad.

Cherington también buscará algunos bateadores zurdos ya que con las llegadas del cubano Yoenis Céspedes y Allen Craig, Boston tiene demasiados bateadores diestros en su lineup.

Los Medias Rojas también buscarían hacer más profundo su bullpen. Los Reales de Kansas City, los campeones de la Liga Americana este año, lo lejos que un equipo puede llegar cuando cuenta con un bullpen dominante.

Posibles objetivos
Para los Medias Rojas, tuvo que ser tentador ver el desempeño del antesalista venezolano Pablo Sandoval en la postemporada por los campeones Gigantes. El bateador ambidiestro posee el tipo de bate probado que Boston necesitaría. También defiende una posición (la tercera base) desde la cual los Patirrojos no han recibido mucha producción ofensiva en las últimas dos campañas.

Las negociaciones de contrato entre los Medias Rojas y Lester no fueron tan productivas durante los entrenamientos, pero nadie descarta que el zurdo regrese a Boston como agente libre apenas meses después de ser enviado a los Atléticos en el canje por Céspedes. Lester disfrutó mucho su estancia con los Medias Rojas y demostró una y otra vez su capacidad para rendir en un mercado de alta presión.

Max Scherzer y James Shields son otros dos abridores agentes libres bien cotizados y a lo mínimo, Cherington intentaría negociar con ambos.

Piezas de cambio
El antesalista Will Middlebrooks viene de dos campañas en las cuales le fue difícil producir con el madero y mantenerse saludable. Pero dado su poder, una cualidad cada vez menos común en Grandes Ligas, de seguro generará interés en el mercado de cambios.

Aunque los Medias Rojas niegan rotundamente que tratarán de canjear a Céspedes, en realidad el equipo tiene un exceso de jardineros. Al cañonero cubano le queda apenas una temporada en su contrato, lo cual significa que más de un club preguntará acerca de su disponibilidad.

Jackie Bradley Jr. es uno de finalistas para el Guante de Oro de la Liga Americana en el jardín central. No obstante, no está claro cómo encaja en un roster de Boston que también cuenta con Mookie Betts y el recién firmado guardabosque cubano Rusney Castillo. Bradley necesita demostrar que es capaz de batear a nivel de Grandes Ligas, pero con su habilidad con el guante podría fungir como octavo o noveno bate en un equipo que por lo general luce bastante fuerte en cuanto a la ofensiva se refiere.