S.F. organiza desfile para celebrar triunfo de Gigantes

SAN FRANCISCO, California -- La policía dijo que hasta dos millones de seguidores de los Gigantes podrían reunirse para animar a los campeones de la Serie Mundial en un desfile por el centro de San Francisco que incluirá autobuses de dos plantas para los jugadores y carrozas del puente Golden Gate.

Uno de los vehículos decorados será un oso panda en honor del tercera base venezolano Pablo Sandoval. Los compañeros de equipo han apodado a Sandoval "Kung Fu Panda".

La lluvia podría hacer acto de presencia durante el desfile, que comenzará en las calles Market y Steuart a mediodía y luego visitará el Ayuntamiento de San Francisco y el Civic Center Plaza, donde el alcalde, Ed Lee, homenajeará al equipo en una ceremonia en un escenario gigante.

La victoria por 3-2 del miércoles contra los Reales de Kansas City fue la tercera victoria de los Gigantes en la Serie Mundial en cinco años. Los jugadores, incluyendo el pitcher de 25 años Madison Bumgarner - elegido jugador más valioso del torneo -, pasearán en autocares de dos pisos. Se espera que las calles se tiñan de naranja y negro, los colores del equipo.

El desfile es gratuito y está abierto al público.

El jefe de policía, Greg Suhr, dijo que el viernes habrá al menos un 20% de agentes más en las calles, con perros rastreadores para ayudarles en la seguridad.

"Estaremos preparados para cualquier fatalidad, pero también esperamos lo mejor", dijo Suhr el jueves, añadiendo que se esperan grandes multitudes. "No me sorprendería si hay 2 millones de personas en San Francisco (para el desfile) el viernes".

Suhr dijo que espera que el evento saque lo mejor de los aficionados.

Tras la victoria del miércoles, los seguidores se reunieron inicialmente en las calles y descorcharon champán, bailando y abrazando a desconocidos. Pero rápido se transformó en ruidosa y violenta, mientras unos 100 juerguistas destrozaron coches de la policía y negocios y atacaron a los agentes con botellas.

Cuarenta personas fueron arrestadas por ebriedad en público, asaltos y órdenes de arresto pendientes, y tres agentes de policía tuvieron que ser tratados en hospitales por heridas, dijo Suhr. Dos personas fueron tiroteadas y otras dos apuñaladas en incidentes separados. Se espera que todas las víctimas sobrevivan.