Grandes Ligas ahora apunta hacia la agencia libre

Al caer el último out de la Serie Mundial, con el elevado de foul que el venezolano Pablo Sandoval atrapó para que San Francisco se coronara por tercera vez en cinco años, de inmediato el mundo del béisbol se enfocó en la preparación de los equipos para la próxima campaña.

Antes de que culminara la celebración en el clubhouse de los tres veces campeones Gigantes en el Kauffman Stadium, la intriga sobre qué pasará este invierno ya estaba tomando calor. Las Reuniones Invernales de Grandes Ligas están programadas del 8 al 11 de diciembre en San Diego, pero las negociaciones ya habrían tomado vuelo para entonces.

El último out del emocionante Clásico de Otoño trajo consigo la agencia libre para peloteros elegibles y toda la especulación que viene con ello. Pero no será hasta después del período exclusivo de negociación de cinco días para que los jugadores puedan negociar con los equipos con los que terminaron la temporada que los agentes libres podrán cotizarse en el mercado.

Los equipos tienen hasta el lunes para decidir si hacen una oferta calificada de un año y US$15.3 millones a sus propios agentes libres. Los peloteros que reciban dicha oferta tienen una semana - 10 de noviembre - para tomarla o rechazarla. Si el jugador rechaza la oferta, su ex equipo recibirá una selección del draft amateur como compensación si éste firma con otro club.

Para jugadores de renombre que seguramente están en la mira de varios equipos, la oferta calificada es considerada una mera formalidad. Ninguna de las 22 ofertas calificadas presentadas en las pasadas dos campañas ha sido aceptada.

Resaltando la potencial clase de agentes libres este invierno se encuentran varios lanzadores abridores de categoría, siempre en gran demanda, especialmente después de presenciar lo que un Bumgarner es -y fue- capaz de hacer.

"El pitcheo siempre será la necesidad número uno en el béisbol", dijo el nuevo gerente general de los Rockies Jeff Bridich. "Cualquier equipo, cualquier organización jamás sentirá que cuenta con suficiente pitcheo".

Ases establecidos como Max Scherzer (Tigres), Jon Lester (Atléticos) y James Shields (Reales) encabezan la lista. Los Rojos ejercieron su opción para retener al dominicano Johnny Cueto en 2015, y se espera que los Cerveceros hagan lo mismo con el mexicano Yovani Gallardo.

A Scherzer, Lester y Shields podrían unírsele en la agencia libre lanzadores como los dominicanos Ervin Santana (Bravos), Francisco Liriano y Edinson Vólquez (Piratas), además de Jake Peavy y Ryan Vogelsong (Gigantes), Jason Hammel (Atléticos), Chris Young (Marineros), Hiroki Kuroda y Brandon McCarthy (Yankees) y Justin Masterson (Cardenales).

Además, el más reciente pitcher sensación en Japón es Kenta Maeda, un derecho de 26 años que ha exhibido su talento en el Clásico Mundial de Béisbol mientras registra marca de 82-58 y efectividad de 2.43 en siete temporadas para el Hiroshima de la Liga Central Nipona.

Cerradores probados como David Robertson (Yankees), el venezolano Francisco Rodríguez (Cerveceros), Casey Janssen (Azulejos), LaTroy Hawkins (Rockies) y el mexicano Sergio Romo (Gigantes) podrían estar disponibles en el mercado libre.

Entre los jugadores de posición, la lista de potenciales agentes libres incluye a los infielders venezolanos Pablo Sandoval (Gigantes) y Asdrúbal Cabrera (Nacionales), los dominicanos Hanley Ramírez (Dodgers), Aramis Ramírez (Cerveceros), además de Jed Lowrie (Atléticos), Stephen Drew y Chase Headley (Yankees); el cátcher Russell Martin (Piratas); el inicialista/jardinero Michael Cuddyer (Rockies); los jardineros dominicanos Nelson Cruz (Orioles) y Melky Cabrera (Azulejos), así como el japonés Nori Aoki (Reales), el veterano Torii Hunter (Tigres) y los bateadores designados Víctor Martínez (Tigres) y el cubano Kendrys Morales (Marineros). Entre los potenciales agentes libres que todavía tienen pendientes opciones con sus equipos se encuentran los jardineros derechos Nick Markakis (Orioles) y el puertorriqueño Alexis Ríos (Rangers).

Pero quizás el jugador de posición más intrigante en el mercado libre este invierno es el cubano Yasmany Tomás, un jardinero de poder quien cumplirá 24 años de edad el 24 de noviembre.

Cuando reciba el permiso de Grandes Ligas para negociar con cualquier equipo, se espera que Tomás desate una guerra de ofertas que podrían ascender hasta los US$100 millones, con lo que superaría a sus compatriotas José Abreu, Yasiel Puig y Yoenis Céspedes.